Salvoconducto de alimentos

Dícese del documento que permite a personas receptoras de ayuda alimentaria huir de la vergüenza de recibirla en su barrio.

Nuestra Oficina Jurídica ha encontrado a personas que tenían que ir a otros barrios diferentes de donde residen para recibir ayudas alimentarias porque no quieren ser señaladas en el vecindario, por pudor, por vergüenza. Debido a la situación de confinamiento y la movilidad reducida, con este acto de dignidad corrían el riesgo de recibir sanciones y multas.

En las imágenes de los bancos de alimentos, incluso de las despensas solidarias, no se refleja algo que se llevan las personas en sus cestas y que no contribuye a llenar sus neveras; la vergüenza de quienes reciben.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s