Diccionario de las Periferias: el Ñañas

navajeros

Continuamos dándole vueltas a la mala fama y los estigmas de las periferias urbanas.

El Ñañas: En los 80 no hay barrio periférico sin su quinqui. Si vivías en los alrededores de Eugenia de Montijo con la Avenida de los Poblados el que te tocó fue el Ñañas; en otros lugares puede que fueran el Quicle, el Zipi y el Zape, las bandas del Loqui o del Plata, el Monje... Aunque el origen de la palabra quinqui parece ser otro, en esos años el término pasó a referirse a unos personajes de barrio, mezcla de marginación, heroína, cine, medios de comunicación y estigma: procedentes de entornos socioeconómicos pobres y de las amplias zonas marginales que se habían instalado en las periferias de las ciudades; con la peor época de la heroína como trasfondo, en la que muchos invertían las ganancias de sus pequeños delitos; dando nombre a un subgénero cinematográfico que pretendió retratarlos en películas como Perros callejeros, El pico y Deprisa, deprisa; con un amplio seguimiento de sus acciones en las páginas de sucesos de los periódicos, a través de las que algunos alcanzaron la fama (el Vaquilla, el Jaro, el Pirri); y efecto de los estigmas que el modelo social impone a esas zonas de abandono (ver estigma), pero en parte también causa de ellos cuando los medios de comunicación devolvían su imagen amplificada (ver mala fama).

Además de esa imagen novelesca que las pantallas y los periódicos retrataron/representaron, su influencia en la vida diaria de los barrios no fue poca, pues entre otras cosas eran el azote del bolso de tu abuela, del radiocasete que tu padre dejaba olvidado un momento en el coche y de los veinte duros que los adolescentes llevábamos cuando acudíamos al cine del barrio.

Un cóctel al que generalmente acompañaba un final trágico. Como el amigo David contaba, “al Ñañas se lo encontraron muerto de más de veinte puñaladas en el Parque de las Cruces, varias de ellas en ambas manos”.

El quinqui es la quintaesencia del abandono de las periferias en una época dura.

 (ver todas las entradas del Diccionario de las Periferias)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s